Siete reglas de oro para tus finanzas

A continuación, te vamos a explicar cómo salir de deudas y seguir manteniendo tu estilo de vida, también a que evites gastos innecesarios que reducen tu liquidez sin darte cuenta.

Las deudas pueden ser por varias causas y por diferentes tipos de crédito, por ejemplo, tarjetas de crédito, tarjetas departamentales, préstamos personales o de nómina. Todos estos pueden generar una tasa de interés elevada si no realizas tus pagos en tiempo y forma.

Presta especial atención a las 7 reglas de oro que te presentamos, para salir de tus deudas y evitarlas de la mejor manera:

1. Destina el 30% de tus ingresos para cubrir tus deudas:

Esto es importante, ya que podrás liquidar tus deudas de forma responsable y también te ayudará a sobrellevar el endeudamiento de una forma que no afecte tú bolsillo. En este caso si tus aportaciones fueran mayores al 30% lograrás salir de tus deudas en el menor tiempo. La gran ventaja de que realices aportaciones mayores es que no afectaras tu buró de crédito y evitaras que te cierren las puertas las instituciones bancarias.

2Organiza tus deudas por tasas de interés:

Lo que debes hacer es clasificar tus deudas según la tasa de interés anual, o mensual. En primer lugar, la que tiene una tasa de interés más alta y esta se convertirá en tu prioridad número uno al lograr la liquidación de esta, paga la siguiente cuenta de tu lista y así consecutivamente lograrás tener un orden y flexibilidad para evitar que los intereses se sigan acumulando.

3. No pagues intereses, realiza abonos a capital

Si lo único que haces, mes a mes, es pagar solo los intereses para no caer en la mora, nunca pagarás tu deuda; solo extiendes el tiempo de esta. Evita que tu deuda incremente realizando abonos a capital. Estas aportaciones de dinero extra son las que cubren una parte de tu deuda y los intereses de ese mes, considera que si realizas estas aportaciones a tiempo tendrán un efecto positivo ya que ayudan a mejorar y mantener un buen historial en tu buró de crédito.

4. Regresa tus tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito son una magnifica herramienta de financiamiento, siempre y cuando aprendas cómo utilizarlas. Si utilizas tu tarjeta de crédito para mantener tu estilo de vida, con certeza, jamás aprenderás a salir de deudas.

Si tienes varias tarjetas de crédito, lo primero que debes hacer es devolver aquellas con la tasa de interés más alta; no tiene ningún sentido estar pagando intereses altos cuando puedes conseguir el mismo dinero por un interés mucho menor.

Si tu objetivo es aprender cómo ser un buen administrador, debes darte a la tarea de tener máximo una o dos tarjetas de crédito ya que estas tienen un gasto silencioso llamado: Las cuotas de manejo.

Las cuotas de manejo son las que te cobra el banco por darte una tarjeta de crédito. Este valor dependerá de tu capacidad de negociación como cliente y los beneficios que te otorga tu tarjeta. A la hora de escoger una tarjeta de crédito a devolver considera la cuota de manejo para que te sea más fácil terminar con esa tarjeta de crédito.

Una vez devueltas las tarjetas innecesarias, será el momento de darle un uso inteligente a las tarjetas que conservaste.

 

5. Evita los intereses en mora pagando a tiempo

Si ya estás pagando intereses considerables por tus deudas, debes tener en cuenta que, si te atrasas en las fechas de pago, los intereses incrementarán.

Esto se conoce como tasa de interés de mora, y consiste en una penalización por tardarte en realizar el pago sin importar que sean deudas de tu tarjeta de crédito, deudas hipotecarias o préstamos, estos te generarán costos adicionales y afectaran tu buró de crédito. Te recomendamos ser un cliente de pago responsable y así evitaras pagar este tipo de intereses.

6.Consulta las compras de cartera

Las compras de cartera constituyen una alternativa bastante interesante a la hora de aprender cómo salir de deudas de manera rápida. Es posible que tengas varias deudas con distintas entidades, bancos o intermediarios.

Esto consiste en ir a un banco o entidad financiera, y preguntar si están interesados en agrupar toda tu deuda y que ellos compren tu cartera.

Es decir, que ellos paguen todas tus deudas y tú te comprometas a pagarles a ellos por medio de un pago mensual con una determinada tasa de interés (que por lo general es un tasa muy alta).

Esto te facilita la vida porque no solo estarás pagando una única cuota por todas tus deudas, sino porque puedes negociar la tasa de interés que te están ofreciendo y pagar menos de lo que estás haciendo actualmente.

7. Automatiza los pagos de tus deudas

En ocasiones no pagas a tiempo y caes en intereses moratorios, esto te afecta seriamente, ya que la institución te reporta en buró de crédito como cliente de riesgo, quiere decir que no cumples con los pagos sin importar que en ocasiones es por simple olvido.

Para evitar esto puedes realizar el pago mensual de tus tarjetas o prestamos de manera automática, esto lo puedes consultar en tu banco y podrías obtener beneficios que te ayuden a mejorar y aprovechar las nuevas tecnologías de la banca. No obstante, debes revisar constantemente tus plataformas para no ser víctima de un mal cobro por dichas instituciones.

Normalmente la programación de pagos tiene una fecha de finalización, así que debes de estar pendiente del calendario de pagos restantes para que no vayas a incumplir con tus compromisos.

Para finalizar recuerda que también hay deudas buenas que te pueden ayudar a generar ingresos o a construir un patrimonio, si tienes alguna idea de negocio que quieres desarrollar y no tienes el capital, deberías considerar alguna alternativa de financiamiento para emprendedores sin olvidar que debes ser responsable al cubrir tu préstamo en tiempo y forma.

El poder de los hábitos juega un papel fundamental en el logro de tus objetivos, no dejes toda esta responsabilidad a un lado, sin embargo, crea hábitos que te ayuden a lograr tus objetivos como por ejemplo realiza un presupuesto  y trata de seguirlo al pie de la letra para evitar caer en él sobreendeudamiento y afectar tus finanzas.

 

TE AYUDAMOS A PAGAR DEUDAS Y A MEJORAR TU CALIFICACIÓN CREDITICIA PARA VOLVER A SER SUJETO DE CRÉDITO.